8 de Marzo: Que caigan juntos capitalismo y patriarcado

    Esta fecha nos enseña que los derechos se conquistan, no se los recibe por arte de magia. Es una fecha para conmemorar y entender que no se puede felicitar a nadie mientras sigamos siendo ultrajadas, vulneradas, asesinadas, violentadas y ridiculizadas.

    Cuerpos – tierras – territorios, a la ofensiva por su emancipación. . Mientras el patriarcado siga siendo la punta de lanza del sistema, y sigan saqueando los territorios ancestrales, y mientras los cuerpos feminizados, indígenas y negros sean los más precarizados, ninguna de nosotras será libre

    Saludamos nuestras hermanas de clase, compañeras y amigas, que desde cada uno de sus espacios y trincheras impulsan las luchas. Pero también saludamos a las que aún callan, a las maltradas y perseguidas por ustedes también luchamos compañeras.

    Lxs antifascistas nos posicionamos y sostenemos que:

    1) Mujeres, cuerpos gestantes y disidencias somos explotadas desde antes de nacer hasta nuestra muerte por la avaricia del capital y el sadismo del patriarcado. La mayoría de personas bajo la línea de pobreza en el mundo, somos mujeres.

    2) Desde la constitución de la propiedad privada y el capital las mujeres y los cuerpos feminizados son utilizados como pertenencias que se pasan de una generación a otra. Las mujeres hemos sido desposeídas, utilizadas y cosificadas por y para el beneficio del patriarcado.

    3) Hoy por hoy, seguimos haciendo más del doble del trabajo que nuestros compañeros varones, y ganamos mucho menos que ellos. Aunque existan leyes paliativas en ese sentido, la estructura que nos esclaviza está igual de vigente que siempre.

    4) Las mujeres de clases populares seguimos teniendo menos derechos. Mucho peor si somos disidencias, quienes nos vemos empujadas a los trabajos más precarios e informales. Jornadas extensas con las que no logramos el salario básico, ni accedemos a derechos laborales. Esto se puede ver en la Seguridad Social, en la que del total de jóvenes afiliados, solo 296 000 son mujeres, frente a 394 000 hombres.

    5) El trabajo no remunerado, el trabajo doméstico, los trabajos de cuidado, la crianza de niñxs, el cuidado de adultxs mayores, el cuidado de la naturaleza, etc., caen mayoritariamente sobre nuestros hombros, desgastándonos física y emocionalmente y sin recibir ningún tipo de compensación.

    6) Según las últimas mediciones disponibles, en Ecuador el trabajo no remunerado, realizado en su mayoría por mujeres, representa el 19,1% del Producto Interno Bruto, convirtiéndose en la principal actividad económica por encima de la construcción (11,2%) y la extracción de crudo y gas natural (3,6%). En Ecuador las mujeres trabajan 22 horas más que los hombres en trabajo no remunerado. Las mujeres de 30 a 44 años son las que más carga asumen.

    7) Los hombres no son nuestros enemigos, puesto que en nuestra lucha caben todxs quienes se cuestionen y quieran luchar contra el patriarcado. Sostenemos que las militancias debe ser un espacio seguro para mujeres y diversidades, libre de violencias patriarcales. No tenemos una sororidad ciega, nos determinamos junto a nuestra clase, nos desligamos de los feminismos liberales y burgueses, señalamos y rechazamos también a las mujeres de la clase dominante y somos enfáticas: no les debemos ningún cuidado ni lealtad.

    8) La violencia psicológica, física, patrimonial y sexual son dinámicas de opresión que encarnan lo peor del capital.

    9) Estamos cansadas de que nos maten, nos violen, nos esclavicen, nos usen como botín de guerra, y nadie haga nada. Pero ni hoy ni nunca nos cansaremos de luchar por nuestra emancipación. Por nuestros derechos laborales, sociales, sexuales y reproductivos. Por las que ya no están, por las que estamos y por las que vendrán.

    El Capital y el Patriarcado están sedientos de nuestros cuerpos, de nuestra fuerza de trabajo y de nuestro tiempo de vida.

    A organizar la ofensiva popular
    ¡Ni sumisas, ni pasivas!
    ¡AQUÍ ESTÁN LAS ANTIFASCISTAS!

    Difunde